5 razones para no beber agua del grifo, riesgo de cáncer

por | octubre 30, 2019
beber agua del grifo

El agua del grifo contiene altas cantidades de contaminantes y bacterias, si quieres permanecer sano debes hacer todo lo posible para evitar su consumo. Si bien este comportamiento puede parecer excesivo para algunos, aquellos que optan por no beber agua directamente del grifo se están brindando una serie de beneficios. Aquí te presentamos 5 razones por las que no beber agua del grifo.

1. Evitar el consumo de agua reciclada

¿Sabías que un porcentaje bastante considerable del agua proveniente del grifo ya se ha utilizado anteriormente? Al menos el 10 por ciento de toda el agua del grifo se recicla y, aunque esto puede parecer un pequeño porcentaje, quienes consumen la cantidad diaria recomendada de agua y lo hacen directamente del grifo están ingiriendo, sin saberlo, una variedad de toxinas y productos químicos para su salud. No existe tal cosa como el agua del grifo que sea completamente nueva, es decir, no reciclada, así que asegúrese de tener en cuenta este hecho importante.

2. Exposición al cloro

Cuando consumimos agua del grifo, también estamos consumiendo el cloro que la planta tratadora de agua municipal local utiliza para desinfectarla. Cuando el agua del grifo llega a nuestra casa, todavía contiene niveles altos de cloro, así como también productos nocivos derivados del cloro. Las pautas de la EPA que rigen los niveles de cloro en el agua del grifo permiten que nuestra agua potable contenga más cloro que una piscina mantenida adecuadamente, lo que sin duda es un pensamiento aleccionador.

3. Mayor riesgo de cáncer

Quienes deciden depender del agua del grifo para todas sus necesidades de agua en el hogar, como beber y cocinar, se exponen a largo plazo a varios químicos y bacterias. Beber agua del grifo que está llena de cloro y varias otras toxinas aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer. Según el Consejo de Calidad Ambiental de los Estados Unidos, estos riesgos aumentan en más del 90 por ciento.

4. Exposición al plomo

Protegemos nuestros hogares al negarnos a usar pintura que contenga grandes cantidades de plomo, pero por alguna razón, estamos más que dispuestos a beber agua que esté llena de este peligroso contaminante. Cuando nuestros niños están expuestos al plomo durante sus primeras etapas de desarrollo, su sistema inmunológico se ve comprometido y esto puede conducir a complicaciones adicionales más adelante en la vida.

5. Filtrado insuficiente

Si bien la planta de tratamiento de agua municipal hace todo lo posible para filtrar los productos químicos y bacterias contenidas en el agua, la tarea es simplemente demasiado para que la puedan realizar por sí mismos. Las personas que deciden consumir agua no purificada de forma adecuada están a merced del sistema de filtración de las plantas municipales locales. 

Si insiste en continuar bebiendo agua del grifo, está ejerciendo una presión adicional sobre los riñones y el hígado para filtrar todos los productos químicos nocivos a los que se expone. Sea inteligente y compre agua purificada embotellada tratada previamente, cuyo consumo es seguro, brindándole a su familia el agua limpia y saludable que ellos merecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *